#educacionsexualobligatoriaya

#educacionsexualobligatoriaya

educacionsexual

#educacionsexualobligatoriaya

 

Puede parecer que al ser sexóloga solamente quiero curarme en salud y asegurar mi economía y status laboral.Puede parecerlo. Querer que la educación sexual sea obligatoria, significaría contratar o formar a profesionales especializados y beneficiarme de ello.

Tengo la inmensa suerte de dedicarme a lo que me gusta, como mucha gente, eso no me hace nada original. Lo original de mi trabajo es poder cambiar las cosas. Poder promover valores, ideas, actitudes cuya base sean el respeto, la tolerancia, el placer y la felicidad.

Impartiendo talleres para adolescentes de primaria y secundaria, me he encontrado ya con numerosas trabas y problemas en los colegios (profesores, tutores y padres) como en los/las adolescentes.

Como soñadora empedernida, pensaba que en este tema estaba ya todo bastante claro. Que no se puede tener un sentimiento tan homófobo como para preferir morirte a ser homosexual. Que los padres y tutores se echan las manos a la cabeza si se habla de “follar” en clase, porque incita a hacerlo…

He abierto los ojos y desde el pequeño circulo que estoy creando, por supuesto que creo en una educación sexual obligatoria. Porque ya es hora de que nos dejemos de lavar las manos, de mirar a otro sitio.
Los padres creen que con lo que enseñan en el colegio a los chicos/as es suficiente (sistema reproductor femenino y masculino), los profesores si se encuentran con una pregunta que se salga de su materia (por qué me atrae alguien de mi mismo sexo) consideran que no es su obligación y no se implican. Y que conste que admiro y considero fundamental la labor los educadores/as pero me consta que los hay de este tipo de profesionales.

Y así, por unos y otros, los chavales quedan al desamparo de la ignorancia, mirando en internet o hablando entre los compañeros que por supuesto son igual de inexperimentados.

No hay nada en la formación reglada que hable de por ejemplo:

  • Los sentimientos de deseo que tenemos cuando nos enamoramos.
  • Que la diversidad no es mala, solo elige y respeta.
  • Que es bonito demostrar amor con un beso y con un abrazo.
  • Mi cuerpo y el de los demás habla, solamente tengo que interpretar las señales.
  • Que la comunicación con tu pareja es fundamental, ya sea estable o esporádica.
  • Yo elijo si masturbarme o no pero que no se me voy a quedar estéril por hacerlo.

En España venimos de tradiciones marcadas por las represiones, vergüenzas y tabúes.Un sistema que nos ha hecho un flaco favor, en muchos  ámbitos.
Hoy por hoy los adultos tenemos muchos miedos en nuestras relaciones de pareja, existen dificultades que se alejan de lo que “por naturaleza” debe salir bien, las adolescentes se siguen quedando embarazadas y siguen pensando que “la marcha atrás” es el método anticonceptivo que existe…

Dejemos de hacernos los locos, es nuestra responsabilidad, de todos. No podemos seguir así, en la incultura más necia. Necia porque teniendo medios, no nos damos cuenta de que en lugar de un gasto es una inversión de futuro para que todo vaya mejor.

Como decía, desde mi pequeño círculo, voy a educar desde una perspectiva del respeto a la diversidad y del placer. Desde el placer que nos otorga nuestro ser, así nacimos y no tenemos nada que esconder.

Ana Belén Rodríguez Fernández

Psicóloga y Sexóloga

Centro Sees

Psicóloga y Sexóloga especialista en Terapia de Pareja.
info@centrosees.es
Visita Nuestro canal de sexualidad en Youtube
[Total:0    Promedio:0/5]

Envíanos tu opinión